miércoles, 23 de abril de 2008

Madrugada 4


Hay que mencionar que un elemento que tenía la imagen final. (ya sabía que iría al final el hotel Rubí) es ese extraño ser que aparece trepado como una suerte de gárgola sobre el luminoso del hotel. Pensé cómo diantres hacerlo caber en esta historia y en algun momento decidí que fueran los acompañantes de los protagonistas, algo así como esos personajes del bien y el mal que aparecen en los hombros de algunos personajes de las animaciones, aconsejándoles qué hacer.
Solo que en vez de dos (un diablo y un angel) en este caso la conciencia de cada protagonista se encarnaría en un solo ser.

1 comentario:

PBetteo dijo...

Por algo decimos "dualidad" con una sola palabra y no dos.