miércoles, 1 de octubre de 2008

Otras versiones...

...del cartel de la Cirkonvención, que no acaba de quedar. Ojalá puedan ayudar a decir virtudes y fallas de cada uno.



3 comentarios:

PBetteo dijo...

Es muy dificil decir fallas, y más en un terreno tan libre como lo es el Cartel.

Me gusta más el segundo. El arreglo tipográfico del primero parece un tanto "tradicional"... (?) Pero a lo mejor eso es lo que ellos quieren...

Jiro dijo...

Concuerdo con Betteo. Prefiero el segundo cartel por las siguientes razones:

1) La noción circense --me parece-- se transmite de manera más eficiente (rápida y claramente) en el segundo cartel, cuyas esferas blancas inmediatamente remiten al malabarismo (ayuda en esto el que contrasten con el azul y el morado del fondo). En el primer cartel, en cambio, la vista tarda en identificar las pelotas con las que la figura está jugando, dada la mayor variedad y densidad de formas y la elección de colores (la pelota roja en la esquina superior izquierda se confunde con el fondo anaranjado, mientras que la azul puede tomarse, en un vistazo rápido, como una prolongación del brazo de la figura).

2) En lo que respecta a los cuerpos, el primero me parece un tanto estático, en parte --creo-- por el número y tipo de figuras geométricas involucradas en su construcción. Asimismo, los rectángulos, las líneas rectas y las escaleras que aparentemente forman las piernas (o parte de ellas) le restan agilidad. El segundo cartel, por el contrario, y dadas las formas curvilíneas, posee una mayor ligereza, como se espera de un acróbata circense. (Tampoco menospreciaría la sensualidad sugerida por esas curvas.) Por otro lado, si la idea es plasmar una secuencia de movimientos o diferentes perspectivas de una misma acción en una única imagen inmóvil (a lo cubista), entonces creo que este primer cartel funciona mejor que el segundo, en el cual la idea de simultaneidad apenas la sugieren las seis esferas en vuelo.

3) El elemento visual de la hoja (que supongo refiere a Xilitla) se aprovecha mejor en el segundo cartel, donde es un elemento central que, dada su forma, su posición y su color, resaltan de inmediato en la composición. Sin embargo, ese tono verde apagadón --creo-- le roba intensidad, especialmente si se compara con el color verde de “Xilitla” en el mismo cartel o con el verde de las hojas fotografiadas en el primer cartel. En este sentido, las hojas como elemento de diseño se pierden por completo debajo del rótulo del primer cartel (considerando, claro está, que quien mira un cartel con fines informativos no siempre cuenta con el tiempo suficiente como para examinar a detalle).

4) Auque me gusta la asimetría de la composición del primer cartel, me gusta todavía más la composición del segundo, en donde la armonía simétrica de la postura se rompe con la dirección de las piernas, el torso y la cabeza para dar la idea de movimiento. Esta tensa convivencia entre asimetría y simetría me parece una bonita manera de capturar la belleza que apreciamos cuando los cuerpos de los acróbatas o malabaristas --perfectos y simétricos como hombres y mujeres de Vitrubio-- ensayan posiciones que literalmente los obligan a estirarse o torcerse en desafío al cuerpo mismo.

5) Del primer cartel me gusta la abstracción del cuerpo por sobre la representación más figurativa del segundo, en particular porque te permite utilizar una gama más rica y vibrante de colores. Los tonos del segundo cartel me parecen un poco opacos (y por lo tanto menos circenses), aunque me gusta como diferentes tonos de azul y morado separan las áreas de la composición y cómo ese muslo rojo transmite la sensación de tensión, y hasta dolor, inherente al esfuerzo físico de la acrobacia.

Ricardo Peláez Goycochea dijo...

Realmente exahustiva la descripción. Qué bien hace leer las cosas que uno hace (o descuida) de manera intuitiva.
En base a algunas de las cosas que mencionas creo que haré ajustes a la segunda.
Porque de paso no me acaba de convencer del todo.
Muchas gracias a los dos.