domingo, 3 de agosto de 2008

Tú eres yo y yo soy tú


Una suerte de cordón umbilical enlazando cuatro momentos de una misma vida, como una confluencia del tiempo.
Como ocurre entre madre e hija, también un mismo hálito de vida une al varón con su descendencia masculina.
Son alas, son ancla, duelen e iluminan, dan y quitan, son paz e insomnio, motivo y sinrazón.

4 comentarios:

Peláez... dijo...

alo pues que gusto verlos juntos, son como una mesa de cuatro patas de una buena madera. Por errata de tu hermano, mi papá, no fuímos a la fiesta de Ernesto de sus XVIII, Don Carlos (hermano cuerdo) pensó que la pachanga era el domingo no el sabado. Ni modo, felicitame a Ernesto y que tenga buen viaje.

Vidita dijo...

Que bonita familia, que bonita familia

besos

IXCHEL ESTRADA dijo...

Una tripita que luce con cientos de metros,, amarres y de vez en cuando una que otra vuelta.. la familia, amigos,, y gente que esta pegadita a ti,, que vienen de un mismo cable y a veces ajenos a este,, que se trepan y se quedan ahí.. gracias por estar en mi tripa y ser mi amigo, te quiero con el corazón! sabes.. que odio estas cosas de los recaditos pero solo por esta vez..
un beso

Hüni dijo...

Hola Ricardo! soy hüni, nos conocimos en la feria del libro , te acuerdas?
bueno, que alegria verte con un blog y reconocerte ( pues la foto de presentacion, de luchador no me aseguraba que fueras tu)
Te veo muy feliz con tus varones y te felicito!.
Ademas te cuento que hablando de cordon umbilical, por aqui esperamos a la tercera niña y si, va a ser un producto enteramente mexicano!
TE invito a pasar por mi blog, si tienes ganas, dejas un mensajito y quien te dice, hasta quizas te animes con un mini dibujito alusivo a la maternidad/ paternidad!
Saludos
Ines Hüni