sábado, 16 de agosto de 2008

Requiem

Llama frik para dar la pésima noticia: Ha muerto Carlos Meglia.
Y me animo entonces a subir esta entrada que me había resistido a publicar por parecerme ya el colmo de la necrofilia de este verano.
Vaya a manera de homenaje a este gran dibujante y para no olvidarnos que tenemos una sola certeza: Este instante.


DESPERTAR DEL CONDENADO

En ese infinito, breve instante
Que resguardan de la intemperie los relojes
Abre el hombre, repentinas, sus pupilas;
y a través de la oscura madrugada,
se abre paso a la vida suspendida.
Habitan su cuarto muchas cosas
y a todas ellas saluda en la penumbra,
amigas silenciosas de su vida.
Se calza sus pantuflas, se levanta
y adivina la ruta hasta su baño
de memoria tantas veces recorrido.
Un poco de frío le mordisquea
con ternura sus codos y rodillas.
Vacía lánguidamente su vejiga,
su orina huele a avena y a tomillo
Un auto fugaz allá a lo lejos
y unos trinos más cerca lo saludan:
Bienvenido hombrecito al nuevo día.
Y ya con la conciencia despejada,
repasa lentamente su jornada.
Hará, intentará, irá y tal vez empiece…
un tiempo a cada cosa ha destinado
y alegre, convencido y obstinado,
abraza con firmeza su mentira.
Ella le corresponde besando sus mejillas
Y abrigando callada sus costillas.

5 comentarios:

UXKR dijo...

Gran ilustración para esta triste noticia.

Vidita dijo...

bella analogía. LA señorita muerte abrazando a Meglia. LA unica certeza es un instante...coincido.

Besos

Richard Zela dijo...

una suave caricia de muerte.

BTKS dijo...

Lo chingòn de la muerte, es que deja espacio a nuevas cosas. Lo mejor, es que nadie nunca se va a acordar.
Lo deveràs increìble, es sentir el mismo caminito todos. La grande demòcrata.

Mala onda, un cafè irlandès a la salud.

La ilustraciòn està bien en lo tuyo.
Como siempre.

eL GAnTuS dijo...

Ricardo
No tengo tu telefono porfa echame un grito a mi casa o mandame un mailGracias
Gantus