jueves, 22 de enero de 2009

5


Dibujo hecho sobre cartón con unos deliciosos colores pastel, cremosos como una barra de mantequilla. Me llamó la atención el nombre de la marca, que parecía más apropiada para vestidos de noche: Norma de la Serna o algo así. La propietaria, nuestra editora, los sacó en una charla con ilustradores y causó sensación. Ya ni siquiera supimos lo que firmamos, estábamos embobados con los colores.

1 comentario:

Erik Proaño Muciño (Frik) dijo...

Ahh, esos colores, simplemente deliciosos... saludos carnal, ya de vuelta de la calle de la amargura (je, je)