lunes, 21 de julio de 2008

Otra madrugada


Con la edad, (pero sobre todo con los pendientes de trabajo) empieza a visitarnos el insomnio, que le dice quedito a uno al oido:
No eres eterno, el tiempo no vuelve.
Y como prueba está el espejo, acechándonos cada mañana.
El auto-rapto es de la fecha que indica, pero se publica este inicio de lunes, a las 2:32, poco después de que en la calle una patrulla dijera:
pjcvnyhmnosequé a la persona del Monza. ¿?!

1 comentario:

PBetteo dijo...

El cabello es inconfundible.
Espero que el sujeto del Monza esté a salvo.